¿Por qué las marcas no deben ignorar las injusticias en su cadena de suministro?

Compartir

“Ellos no quieren saber. Ellos no quieren ver.”: ¿Por qué las marcas no deben ignorar la injusticia que se vive en su cadena de suministro?

Para las marcas que no están adoptando la medida  de la moda ética y sostenible, hay que pagar un precio que va mucho más allá de P & L - un costo humano. Detrás de los números y los costos de producción están trabajadores, mayormente mujeres en la confección, que se enfrentan todos los días a malos tratos y todo tipo de violencia laboral; el acoso sexual, la violencia psicológica, la desigual de puestos y salarios, la discriminación por parte de supervisores hombres, que abusan de su poder jerárquico, machista contra las mujeres trabajadoras dentro de la cadena de suministro. Esto tiene que ver por una estructura política, social patriarcal que sigue colocando a las mujeres en derechos desiguales y discriminación, pero también le podemos agregar el desconocimiento que hay con respecto a sus DHL y eso es un reto de todos los días con las compañeras de la maquila de la confección.  

Blanca Velázquez enfatiza de la importancia de conocer sus derechos más que nadie. Como fundador y director del Centro de Apoyo al Trab@jador (CAT), Velázquez ayuda a los trabajadores, principalmente mujeres en Morelos - un estado justo al sureste de la Ciudad de México - conocer y defender sus derechos humanos Laborales.
El defender y exigir tus derechos laborales es un proceso largo, complicado y peligroso, porque tocas muchos intereses políticos y económicos. Las defensoras que acompañamos estos procesos de denuncia y exigencia nos vemos en peligro constante, por los intereses del poder económico, esto lo tenemos muy claro, algunas   marcas apenas si lo colocan en su agenda y lo ven lejano para sensibilizarse.  

Velázquez misma ha recibido amenazas de muerte por su labor en defensa de los DHL por más de 15 años. 2010 las integrantes de CAT fueron amenazadas de muerte, desplazadas forzadamente para resguardar su integridad física y psicológica.
Le impulsa involucrarse en defender derechos Humanos y derechos de las Mujeres porque ella vivió todo tipo de violencia en su familia.

Para Velázquez, los derechos de las mujeres y de los trabajadores están inextricablemente entrelazados. “¡En Morelos acompañaron un proceso de formación y denuncias que duro más de 3 años donde se lograron que más de 200 mujeres se reconocieran sujetas de cambio, para exigir mejoras en sus condiciones de trabajo, esto con el apoyo de aliados locales, nacionales e internacionales, pudieron lograr varias cosas a favor de las y los trabajadores, también decir que cuando las marcas tienen voluntad de involucrase y cambiar las injusticias que viven las mujeres se pueden hacer la diferencia!"

Las mujeres en particular han sido injustamente discriminadas por las maquiladoras - plantas de fabricación mexicana. Resulta increíble que en algunas empresas aún les pidan que se hagan un chequeo las mujeres para saber si no están embarazadas  y las inspecciones de compresas higiénicas  Pero a través de tácticas como la negociación colectiva, Velázquez y el trabajo de  CAT en la promoción de los Derechos Humanos laborales ha sido fundamental para tener cambios significativos con las y los trabajadores de la MODA

“Las mujeres de RINTEX  demandaron colectivamente la compañía, una de las muchas violaciones a sus derechos de las y los Trabajadores fue el terrible acoso de sexual" - cinco casos, bien documentados.
En esta empresa de rintex que cerro hace un mes de este año se tenía una jornada de trabajo por más de 14 horas al día, con la mayor parte de esas horas extra no pagadas. Con la intervención de una sola marca se logró que las trabajadoras tuvieran firmado su contrato individual de trabajo donde se les reconocía su antigüedad, el pago de horas extras y la exigencia de tener un sindicato de trabajadoras y trabajadores adheridos al (Frente Autentico de Trabajo FAT) desafortunadamente en mayo y lo que fue todo el 2018 la empresa despidió a más de 300 trabajadoras/es. Muchas de ellas se les acompaño para que tuvieran indemnizaciones conforme a ley. La marca que apoyo al final retiro parte de su producción y salió completamente en octubre del 2018 sin tomar responsabilidad de algún tipo de indemnización para las y los trabajadores en Rintex.
Actualmente dentro las fábricas las trabajadoras están expuestas a temperaturas terribles de 36 grados, no cuentan con la ventilación requerida o no funcionan los ventiladores, no tienen agua suficiente para tomar
No cuentan con el equipo necesario de protección ante un posible accidente de trabajo.
Están en espacios bastante reducidos, con maquina muy arcaicas, con sillas que no son ergonómicas, con problemas de circulación en las piernas y manos por los constantes movimientos repetitivos. 

Velázquez señala que son casi nulas las visitas de los inspectores de Trabajo, así como también las auditorias que hacen las marcas son siempre agendadas, cosa que al responsable de las fabricas les da tiempo para maquillar muchas de los abusos físicamente y preparar algunas/ os trabajadores para decirles que todo está bien. ¡Mayormente las auditorías se centran en la calidad de la producción, en cuestiones de higiene y seguridad en el trabajo, pero se olvidan de temas sobre las condiciones laborales en las que está produciendo la marca explica!

De acuerdo con Velázquez, la mejor cosa que las marcas pueden hacer es tomar en serio su plan de remediación y no salir huyendo cundo  las y los trabajadores están en plenos conflicto con la empresa, ya que evaden mucha de su responsabilidad. Las marcas deben de tener un apolítica de responsabilidad con las y los trabajadores que han hecho sus prendas, sobre todo pagar indemnizaciones para los mismos y blindarse de los posibles cierres.

“Otra recomendación es acercarse a las organizaciones que hacen trabajo de base y recaban información de primera mano cómo CAT.  Ejemplo un poco en, lo que decimos en español, la primera línea de la batalla.”
Y marcas que permiten la transparencia en sus cadenas de suministro empujan hacia adelante un mensaje de rendición de cuentas. 

“Tenemos que seguir trabajando para compartir y difundir nuestras experiencias”, dice Velázquez. “¡Una vez que una mujer tiene el conocimiento de sus derechos los puede ejercer, siendo libre de las ataduras de la opresión y el mal trato! ¡Cuando una mujer hace uso de su voz para denunciar ya no la podrán callar y volara libre para anunciar a las otras mujeres que se si se pueden cambiar cosas!

Compartir