Los acuerdos colectivos de negociación, una herramienta eficaz para la acción de los trabajadores

Compartir

En Fundación C&A nos hemos comprometido a hacer que la mejora de las condiciones laborales de cada trabajador y cada trabajadora del sector de la indumentaria sea una realidad. Creemos en el poder de la transparencia de la cadena de suministro, expresada a través de información veraz y accesible dirigida al cambio sistémico. No obstante, el cambio en el sector precisa de acción colectiva a todos los niveles. La defensa de los derechos laborales alimenta nuestra promesa de hacer de la moda una fuerza para el bien y, en este sentido, una visión sobre el cambio compartida por los trabajadores y la dirección es esencial para que la cadena de suministro sea eficaz. Los Acuerdos de Negociación Colectiva (CBAs, por sus siglas en inglés) contemplan precisamente esta visión. El proceso de negociación colectiva (que generalmente viene impulsado por los sindicatos) ofrece, tanto a los trabajadores como a la empresa, una plataforma para acordar qué es lo que cada parte necesita de la otra.

“Los Acuerdos de Negociación Colectiva son una herramienta útil para implantar una cultura de responsabilidad social impulsada por los trabajadores, que equilibre la dinámica de poder inherente al sector”, afirma Naureen Chowdhury, Gerente Senior de Programas de Derechos Laborales de Fundación C&A. Es por esto que Fundación C&A comisionó a una empresa de consultoría la elaboración de un estudio de procesos a partir de las lecciones clave aprendidas de los procesos de negociación colectiva en el sector de la indumentaria en Bangladesh, que muestra la eficacia de los acuerdos de negociación colectiva como herramienta para empoderar a los trabajadores y para disponer de una cadena de suministro responsable, que redunda en una mayor responsabilidad social de la industria de la moda. En Fundación C&A somos conscientes de la importancia de fortalecer la base de conocimientos, a fin de que los actores participantes en la industria de la confección adopten procesos transparentes de negociación y de representación de los trabajadores en todo el mundo. Del estudio se extraen lecciones clave que sirven como principios rectores a la hora de elaborar un Contrato de Negociación Colectiva:

1. Es esencial un comité ejecutivo sindical formado por personas expertas y bien informadas.

2. Es preciso conocer en toda su extensión las necesidades de los trabajadores.

3. Se debe construir una sólida relación laboral con la dirección de la empresa.

4. Los tiempos del proceso deben planificarse oportunamente.

5. Todos los debates deben estar formalmente documentados.

6. Cada línea del acuerdo debe estar claramente expresada y revisada.

7. No es conveniente acelerar la firma de acuerdos.

8. El proceso necesita su tiempo, aunque no debería prolongarse innecesariamente.

9. El comportamiento es un factor crucial, al igual que centrarse en soluciones.

Aliados en acción

Awaj Foundation lleva tiempo liderando iniciativas dirigidas a crear conciencia que permita elevar la capacidad de negociación colectiva y de sindicación de los trabajadores. Como consecuencia de estas iniciativas de capacitación, los trabajadores tienen mayor confianza a la hora de articular y priorizar sus necesidades de diálogo con la dirección. Hasta la fecha, Awaji Foundation ha negociado varios contratos colectivos para mejorar la calidad de vida de los trabajadores en diversos países, y continúa su labor de prestar asesoramiento y ayudar a agentes del cambio, como Bilkis Akhter, Union Leader o Natural Denims, a fortalecer los movimientos impulsados por trabajadores. Bilkis, por ejemplo, logró formar un sindicato de trabajadores de talleres textiles y negociar un contrato colectivo. Cree que el contrato de negociación colectiva les permite disponer de un sistema para resolver problemas y para que se atiendan las necesidades de la mayoría de los trabajadores. “Normalmente, una sola voz”, añade, “no hace el ruido suficiente para provocar grandes cambios”.

Aprendizaje transfronterizo

Las lecciones aprendidas del éxito de estos contratos colectivos pueden trasladarse a muchas otras fábricas en los próximos años. Ya las aplican en Bengaluru (Karnataka, India) nuestros aliados de FEDINA y el sindicato al que amparan, KOOGA (sigla en inglés de la Unión de Trabajadores Textiles de Karnataka). En 2016, conscientes de la necesidad de adoptar la negociación colectiva como práctica, iniciaron contactos con tres de los principales exportadores y empleadores de la región.

 

Con el apoyo de Fundación C&A, China Labour Bulletin (CLB) y FEDINA colaboraron en el establecimiento y/o el fortalecimiento de cinco centros de atención al trabajador, con el objetivo de implantar en la región la negociación colectiva en los talleres textiles. Personal de CLB y trabajadores chinos con experiencia directa en negociaciones colectivas en China pudieron ayudar a los trabajadores indios de FEDINA y KOOGU a desarrollar sus capacidades negociadoras y organizativas. Este apoyo llevó a los trabajadores a organizarse, a elegir libremente representantes sindicales y a obtener el reconocimiento legítimo de la dirección. Fue un viaje hacia el crecimiento, lleno de altos y bajos. Un empleado de KOOGU comparte su experiencia: “tras mucho reflexionar, hemos cambiado nuestra actitud y aprendido a no caer en provocaciones, a no ponernos nerviosos y a detectar las oportunidades de cambio”.

En México, tradicionalmente la negociación colectiva no ha sido posible, debido a un marco normativo que ha mermado la libertad sindical permitiendo el establecimiento de contratos de protección, que tienen por objetivo disminuir el poder de negociación colectiva del trabajador(a) y proteger los intereses de la cúpula empresarial. Gracias a la aprobación de la Reforma Laboral del 1 de mayo 2019, ahora la Ley Federal del Trabajo (LFT) estipula la garantía de la representatividad óptima en negociaciones colectivas para los trabajadores, así como el derecho a constituir organizaciones sindicales libres y la afiliación a éstas. Además, la LFT establece el acceso al contrato colectivo de manera gratuita e impresa por parte de los trabajadores dentro de los siguientes quince días una vez se haya depositado ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral y su revisión al menos una vez cada cuatro años.

Sin duda, estos son pasos importantes para que en México las(os) trabajadoras(es) puedan gozar de sindicatos que en verdad les representen y contratos de negociación colectiva que garanticen sus derechos humanos laborales. Tenemos la certeza de que estas lecciones se sumarán a nuestros esfuerzos futuros para fortalecer el poder de la voz colectiva y así mejorar las condiciones laborales en beneficio de las(os) trabajadoras(es).

Compartir