Un nuevo proyecto refuerza la lucha contra el trabajo forzado

Fundación C&A y la organización de la sociedad civil Conectas Direitos Humanos ponen en marcha este mes el proyecto “Aumentando la protección contra la esclavitud contemporánea: fortalecimiento de la sociedad civil, mejora del marco normativo y divulgación de mejores prácticas”. Su objetivo es intensificar la lucha contra el trabajo forzado y proteger a las trabajadoras y trabajadores migrantes en Brasil.

De acuerdo con la legislación brasileña, la esclavitud moderna se caracteriza por cuatro situaciones: trabajo forzado, jornada laboral agotadora, condición de servidumbre y deudas, precariedad en condiciones laborales.

De acuerdo a los datos del Índice Global de Esclavitud 2018, la ropa es uno de los cinco principales productos en cuya fabricación se da esa práctica. Teniendo en cuenta los problemas a los que se enfrenta el sector, el proyecto, de tres años de duración, pretende mejorar esa situación mediante la incidencia política.

Haciendo hincapié en Brasil y América Latina, la propuesta es utilizar estrategias de base política a favor de mejores prácticas, así como hacer un mapa de los desafíos en los mecanismos de aplicación de la ley, especialmente los relacionados con la nueva Ley de Migración.

El proyecto también actuará para asegurar que el gobierno brasileño ratifique la “Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migrantes y sus familiares” de 1990. La propuesta establece principios relativos a los derechos y libertades de los migrantes, sin importar su situación en el país.

“Brasil es un referente mundial en la lucha contra el trabajo forzado. Contamos con legislación fuerte y políticas públicas en curso. Sin embargo, en Fundación C&A consideramos necesario fortalecer esas iniciativas y asegurarnos de que son efectivas para garantizar los derechos fundamentales de las víctimas del trabajo forzado y de los grupos vulnerables”, afirma Luciana Campello, Gerente de Derechos Humanos y Transformación de la Cadena de Suministros de Fundación C&A.

Según Caio Borges, Coordinador del Programa de Desarrollo y Derechos Socioambientales de Conectas, una cadena de producción libre de esclavitud moderna, requiere leyes y políticas públicas robustas.

“Hemos visto acciones contra la estructura desarrollada en Brasil, que han obtenido reconocimiento mundial. Como actor económico global, es esencial que el país dé continuidad a las prácticas de respeto de los derechos fundamentales de los trabajadores y migrantes para conquistar la confianza de los mercados globales”, destaca.