Un proyecto reforzará la producción de algodón ecológico en la región semiárida de Brasil

Animar a los agricultores a producir algodón sostenible es el objetivo del proyecto “Algodón en consorcios agroecológicos” que, a partir del 6 de noviembre, reforzará la producción ecológica en siete estados (Alagoas, Ceará, Paraíba, Pernambuco, Piauí, Rio Grande do Norte y Sergipe) de la región semiárida de Brasil. 

La acción será llevada a cabo por la ONG Diaconia, en asociación con Fundación C&A, Embrapa Algodão y la Universidad Federal de Sergipe (UFS), entre otras empresas y entidades.

Gracias al apoyo de 2,5 millones de reales ofrecido por la Fundación, la iniciativa beneficiará al menos a 800 familias agricultoras en dos años, asociando la producción de algodón a otros cultivos alimentarios como maíz, frijoles y sésamo.

Según el ingeniero agrónomo Fábio Santiago, coordinador de la acción en la ONG Diaconia, con el proyecto se pretende reforzar la gestión de los Organismos Participativos de Evaluación de Conformidad (OPACs, asociaciones que representan a familias de agricultores certificadas para emitir el sello de producto ecológico), aumentar el movimiento de inclusión de nuevas familias e incentivar el cultivo ecológico de los productos.

El cultivo de algodón es una fuente de ingresos importante para las productoras y productores de la región. Por lo tanto, la iniciativa supone una oportunidad para mejorar sus condiciones de vida. 

“La mayoría de las familias incluidas en el proyecto están lideradas por mujeres. Empiezan a participar más en las acciones y a interesarse más en adquirir nuevos conocimientos. Así aumenta la renta familiar, lo que a su vez conlleva una mejora en la calidad de vida”, afirma Maria de Fatima da Conceição Sousa, representante de APASPI, la Asociación de Produtore(as) Agroecológicos de la Región Semiárida del Estado de Piauí.

El algodón es la fibra más utilizada por la industria de la moda, pero, según Embrapa Algodão, menos del 0,1 % de la producción brasileña es ecológica. El cultivo de algodón ecológico no utiliza ningún producto químico tóxico, no daña el suelo, tiene menos impacto en el aire y utiliza un 71 % menos de agua y un 62 % menos de energía. El algodón convencional emplea casi el 16 % de los insecticidas y el 7 % de los pesticidas del mundo.

“Fundación C&A trabaja para que la industria de la moda sea más justa y sostenible y por eso apoyamos proyectos que nos ayuden a alcanzar ese objetivo. El algodón ecológico genera ingresos para los productores, les da la oportunidad de mejorar su calidad de vida y su cultivo no emplea plaguicidas y requiere menos recursos hídricos”, explica Luciana Pereira, gerente de Materias Primas Sostenibles del Instituto.