Fundación C&A y la CANAIVE anuncian alianza que catalizará el diálogo multisectorial para fortalecer

En su primer proyecto en conjunto esperan la certificación de competencias laborales de al menos 1,000 trabajadores de la industria de la confección, lo que dignificará y profesionalizará su trabajo, brindándoles mejores oportunidades de crecimiento y progreso social.

México, D.F a 10 de septiembre de 2015. Haciendo un llamado a empresarios, organizaciones, medios de comunicación, consumidores, entidades gubernamentales y todos aquellos actores que compartan la visión de una industria del vestido próspera y sostenible para México, la Fundación C&A anuncia alianza estratégica con la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) con el objetivo de desarrollar proyectos multisectoriales que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores brindándoles mayores oportunidades de prosperidad.

Como primer proyecto en conjunto, se desarrollará un certificado nacional basado en el modelo de competencias laborales específicos para la industria con el objetivo de dignificar y profesionalizar el trabajo de los empleados de la confección. El primer paso será el establecimiento de un comité de gestión de competencias involucrando a los actores clave en los sectores industrial, educativo, laboral, y gubernamental, con la finalidad de dar la validez necesaria para que los trabajadores sean reconocidos como personas competentes y calificadas para cumplir una función a un alto nivel de desempeño en todo el territorio nacional.

Este proyecto de certificación laboral atiende dos problemáticas en nuestro país; por un lado la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha señalado a México la necesidad de desarrollar capital humano mejor preparado para impulsar su productividad. Por otro lado, de acuerdo al Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, es preciso fomentar mecanismos de certificación para aquellas personas que a pesar de contar con amplia experiencia laboral, no pueden acreditar sus conocimientos y habilidades mediante un documento oficial debido a la carencia de estudios formales. Tanto empleadores como trabajadores serán beneficiarios, permitiéndoles incrementar su nivel de competitividad a la vez que mejoran sus oportunidades de crecimiento y progreso social.

Finalmente, los aliados estratégicos esperan como resultado la certificación de por lo menos 1,000 trabajadores de la industria del vestido a finales del año 2016, además de permear en la industria una cultura de certificación.

Con la firma de la alianza entre ambas instituciones se detona un esfuerzo conjunto para fomentar el desarrollo sostenido y sustentable en la industria de la confección mexicana, resultando en un consumidor más responsable.