MBFWMx y Fundación C&A abrieron la puerta a un mayor diálogo sobre el impacto social de la moda

La importancia de crear una industria de la moda más justa y más sustentable, que permita prosperar a todas las personas involucradas en ella, fue el tema principal del laboratorio “Impacto Social de la Moda”, organizado por Mercedes-Benz Fashion Week México (MBFWMx) y Fundación C&A. Este laboratorio se llevó a cabo en Público, un espacio de coworking ubicado en la Ciudad de México, el 6 de septiembre y  en él, expertos en el tema abrieron el diálogo sobre el impacto social de la industria de la moda a nivel nacional.

En este espacio dieron sus puntos de vista Stephen Birtwistle, Gerente de Programa de Innovación y Transformación de la Cadena de Suministros de Fundación C&A; Dana Preston, Senior Program Manager, Gender Focused Initiatives de Hispanic in Philantrophy, y los diseñadores Armando Takeda y Carla Fernández, para compartir sus apreciaciones sobre la industria y las prácticas de sus respectivas organizaciones para mejorar los derechos laborales y bienestar de los trabajadores.

Durante su participación, Birtwistle señaló que una de las cinco áreas en las que Fundación C&A se enfoca es mejorar las condiciones laborales en la industria, y lo realiza a través de aliados como Fondo Semillas. “Fundación C&A cree en el poder colectivo de los trabajadores, lo primero es lograr que los trabajadores conozcan sus derechos humanos y laborales”, comentó.

En tanto, Preston hizo hincapié en la reciente herramienta “Mide lo que importa”, creada en conjunto con Sistema B, la cual es una herramienta intuitiva y autogestiva que permite a las empresas conocer el nivel de sustentabilidad bajo el que operan. “El objetivo principal es ayudar a que la industria de la moda sea más justa y más sustentable”, detalló.

Por su parte Armando Takeda, ofreció su punto de vista con respecto a la creación de una marca de moda que forme un diálogo respetuoso entre artesanos nacionales y la visión del creativo, creando así un esfuerzo colaborativo. “Podemos generar un impacto social en la industria de la moda a través del reconocimiento del trabajo de los artesanos mexicanos que elaboran bordados y textiles llenos de tradición y que hacen que México sea un referente para el mundo”, recordó.

Carla Fernández, quien fue seleccionada recientemente como Ashoka Fellow en el marco de la iniciativa "Tejiendo el Cambio", producto de la alianza entre Ashoka y Fundación C&A, narró sus experiencias con comunidades indígenas, quienes están creando moda sustentable bajo sus propios términos. "Lo importante es pensar más allá de la moda, pensar en las familias y en las comunidades”, expresó.

Gracias a la participación de los expertos en la materia en espacios como el laboratorio:  Hablemos de la Industria, la moda sustentable está logrando avanzar en México y con ese avance, existen más y mejores oportunidades para que nuestras comunidades, los trabajadores y el medio ambiente puedan ser más prósperos. Si bien es cierto que falta mucho por hacer, cada vez más actores y agentes de cambio se están sumando y de esa manera están mejorando la forma de producir la ropa.

Para finalizar el laboratorio, los participantes hicieron un llamado a instituciones gubernamentales, organizaciones civiles y consumidores para impulsar la moda sustentable dentro de la agenda pública.