Una industria de la moda justa y sustentable que permita a todas las personas prosperar

La tecnología Blockchain aplicada a la industria de la moda

La innovadora y galardonada diseñadora venezolana se instaló en Londres poco después de graduarse en Diseño de Moda e Iniciativa Empresarial en el London College of Fashion. Neliana es fundadora y directora de A Transparent Company, una empresa de consultoría que ofrece soluciones a compañías que desean hallar respuesta a los problemas más apremiantes de sustentabilidad e innovación que afectan a la industria de la moda mediante el uso de la tecnología Blockchain (Read another interview on the topic).

Neliana desarrolló el primer programa piloto dirigido a hacer más transparente la cadena de suministro de moda en todo el mundo en colaboración con Provenance (una compañía de desarrollo de software) y con la diseñadora de moda Martine Jarlgaard. Tras completar con éxito el programa piloto, A Transparent Company fue elegida para participar en la segunda edición de Fashion for Good, un programa puesto en marcha por Fundación C&A y Plug and Play, con sede en Ámsterdam. Neliana participó en uno de los paneles promovidos el pasado septiembre por Fundación C&A para Marcas Sustentables, donde tuvimos ocasión de platicar con ella acerca de sus logros y sus experiencias.

“"El Blockchain conecta y proporciona toda la información de cada proveedor que forma parte de esa cadena. Esto hace que toda la industria sea más transparente". Neliana Fuenmayor, de Transparent Company”

Neliana Fuenmayor de Transparent Company

Fundación C&A: ¿Cómo fue que eligió especializarse en Blockchain?

Valoro mucho mi bagaje académico y mi interés por la moda y la sustentabilidad. Dos eventos marcaron mi trayectoria: el derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladesh, donde más de 1.000 personas perdieron la vida en 2013, y la experiencia de preparar mi disertación final para la maestría en #transparencyinfashion en el verano de 2015. Tras estos episodios me di cuenta de que el camino que quería emprender era el de fomentar la transparencia y potenciar la sustentabilidad y la economía circular en el mundo de la moda.

Fundación C&A: ¿De qué forma puede Blockchain revolucionar la industria de la moda?

Blockchain pone en contacto a los proveedores y facilita a cada uno de ellos toda la información sobre los demás proveedores que forman parte de la cadena. Esta estrategia puede favorecer la transparencia en todo el sector, haciendo que las grandes marcas afronten su responsabilidad por los actos de empresas y personas que forman parte de sus cadenas de suministro por los daños que éstas produzcan al medio ambiente y por las violaciones de derechos humanos en las que puedan incurrir.

En nuestro proyecto realizamos un seguimiento del curso que sigue una materia prima a través de la cadena de suministro de la piel de alpaca en el Reino Unido. Seguimos todo el proceso, desde la granja hasta el producto final: rastreabilidad de extremo a extremo, desde el esquilado, hilado, tejido y transporte hasta que llega al estudio londinense de Martine Jarlgaard, una diseñadora de moda. Este proceso se documentó en un lindo film realizado entre la agencia Fashion Innovation Agency y el London College of Fashion. Hicimos el seguimiento del primer fermento traceado en el mundo con tecnología Blockchain, conectando un pasaporte digital al consumidor en el punto de venta. Y presentamos la DEMO el pasado mayo en la Cumbre de la Moda de Copenhague, como parte de nuestra exhibición del Laboratorio de Soluciones.

Fundación C&A: ¿Qué papel desempeñan la tecnología, las redes sociales y los millenials en este contexto?

Todo esto es posible gracias a la democratización y al acceso a la tecnología, junto con el cambio de actitud que trajeron los millenials (como se denomina a los nacidos después de la década de 1980). Hay estudios que demuestran que los millenials se preocupan más por el origen de lo que consumen y las responsabilidades que se derivan de dicho origen, o por las responsabilidades de sus empleadores, y muchos de ellos aspiran a vivir en un mundo más justo y tolerante. Su uso del poder comunicador de las redes sociales y su adscripción a movimientos como Fashion Revolutions (hashtag #whomademyclothes) llevan provocando gran impacto desde 2014.

Fundación C&A: ¿Qué ventajas ofrece su iniciativa a las grandes marcas y a los consumidores?

Lo cierto es que, aunque este enfoque es totalmente nuevo, resulta relativamente sencillo de comprender: la tecnología Blockchain permite compartir y transmitir información a partir de un libro mayor descentralizado; o, como le gusta decir a Jessi Baker, nuestra socia tecnológica fundadora de Provenance, datos comprometidos con una fuente universal de verdad. Esta base de datos no puede alterarse ni editarse, por lo que cada interviniente en el proceso se hace responsable de los datos facilitados, que incluyen etiquetas de fecha, hora y ubicación.

Es decir, que lo que hacemos es facilitar a las marcas de moda y a las pequeñas empresas acceso a información fiable de todas las cadenas de suministro. A cambio, las marcas y las empresas reciben herramientas más potentes para crear relaciones de confianza con sus clientes presentes y futuros. El mundo está en constante cambio, y para las empresas es fundamental estar abiertas a nuevas estrategias y tecnologías. Cuando una marca se convierte en una compañía transparente y se adapta a tecnologías innovadoras y a la aplicación de enfoques holísticos a las cadenas de suministro de sus productos, está contribuyendo al progreso de su negocio en el largo plazo, cambiando su mentalidad en lo que respecta a sustentabilidad y a prácticas éticas.

Fundación C&A: ¿Qué le parece haber recibido el soporte del proyecto Fashion for Good-Plug and Play Accelerator*?

Esta iniciativa nos ayuda a desarrollar soluciones cada vez más innovadoras y nos conecta con gentes de todas partes del mundo que comparten nuestra forma de pensar, y con empresas que buscan soluciones innovadoras y el intercambio de conocimiento entre startups y estructuras corporativas. Me siento muy confiada, porque esta clase de soporte refuerza mi fe y mis esfuerzos por transformar la industria de la moda y hacerla más transparente, más abierta y más circular. La moda necesita adaptarse a las nuevas tecnologías, al igual que hicieron otras industrias como la alimentaria. Presentaremos nuestra nueva DEMO el próximo 7 de diciembre en Ámsterdam dentro del programa Accelerator.

*Visita el web site Fashion for Good para conocer mejor esta y otras iniciativas que están convirtiendo la industria de la moda en una fuerza para el bien.